Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Los peligros de las nuevas tecnologías.

Nadie puede negar la utilidad que las nuevas tecnologías han aportado respecto a abrir nuevos canales informativos y comunicativos. Nunca como antes las nuevas generaciones han tenido a su alcance tanta información y de forma tan rápida como ahora.
Las denominadas Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TICs) son un distintivo de la época actual y se han convertido en herramientas esenciales en las diferentes áreas de la vida cotidiana, académica, laboral, social y de ocio. Dentro de las TIC´s, se incluirían, además de los servicios de contacto electrónico (e-mails, servicios de mensajería instantánea, chats, foros, etc.), los teléfonos móviles multimedia, las plataformas on-line de difusión de contenidos y las redes sociales.
No obstante, todo ello no está exento de riesgos y posibles costes psicológicos para las personas que de una manera u otra caen víctimas de un uso desmesurado de las TIC,s o de las malas intenciones de otras personas. En esta página intentaremos dar algunas pistas y orientaciones.

1- A qué edad podemos empezar a utilizarlas.
2- Ventajas e inconvenientes.
3- Los diferentes peligros: Mal uso, abuso, adicción.
4- Primeros síntomas de alerta.
5- Prevenir mejor que curar.

1- A qué edad empezar a utilizarlas.

Una de las preguntas que suelen efectuarse los padres es cuando es adecuado permitir a sus hijos el acceso a alguno de estos recursos tecnológicos. En principio, es complicado establecer a nivel general unos cortes exactos de edad, dado que también dependerá de la madurez, del entorno y otras circunstancias, la idoneidad o no de que un determinado niño disponga, por ejemplo de un teléfono móvil. Los padres como referentes educativos principales deben también tomar decisiones conforme a sus propios valores aunque, con frecuencia, tendrán que enfrentarse al poderoso argumento de su hijo/a respecto a que supuestamente la mayoría de sus compañeros ya disponen de tal o cual dispositivo, aplicación, juego, etc.
De todas formas, siguiendo las pautas que hizo públicas la Academia Americana de Pediatría, exponemos las líneas directrices de lo que se considera idóneo en función de la edad del niño:

Consejos Academia Americana de Pediatría:

Edad: Orientaciones propuestas:
Niños menores de 2 años. No se aconseja la exposición a ningún tipo de pantalla. El niño esta en una fase de exploración del entorno y esta etapa es crucial para su desarrollo cerebral. Sus actividades principales deben ir orientadas a jugar, experimentar con objetos físicos adecuados a su edad o a interactuar con otros.
Entre los 2 y 7 años. A esta edad, los niños no deberían ver la TV. más de 1 o 2 horas diarias. No se recomienda el uso de ordenadores ni de videoconsolas, salvo en aquellas actividades educativas que sean relevantes y puedan ser supervisadas por un adulto. No cometer el error de dejarlos más tiempo para evitar su aburrimiento o que se estén distraídos mientras no podemos jugar o estar pendientes de ellos.
Entre los 7 y 12 años. El tiempo máximo de exposición a las pantallas (en cualquiera de sus formas: tv, ordenador, videoconsola, tablet, etc.) no debería superar las 2 horas diarias en total. Se aconseja a esta edad evitar la conexión on-line a menos de que se disponga de un control parental eficiente. Los móviles deberían utilizarse como promedio a partir de los 12 años de edad. A esta edad o en edades inferiores el uso del movil debería estar sometido a un estricto control por parte de los padres.
A partir de los 13 años. Se amplía hasta 3 horas diarias el tiempo de exposición a Internet, tv, móvil y consolas. Este tiempo debe seguir siendo supervisado y controlado en contenido y tiempo por los padres. Más allá de los límites establecidos por edad, se recomienda que sólo se permitan los juegos on-line a los niños que muestren una madurez adecuada.

2- Ventajas e inconvenientes.

Las ventajas de las TICs son evidentes. Proporcionan medios muy eficientes para la comunicación humana, eliminando fronteras o distancias geográficas. Además lo hacen a unos costes muy reducidos y, en todo caso accesibles a la mayor parte de la población mundial y con las excepciones de los países menos desarrollados aunque haya proyectos en marcha al respecto. Igualmente la comunicación y el acceso a toda esta ingente cantidad de información puede hacerse cómodamente desde casa u otro lugar o a partir de algún dispositivo que podemos llevar encima y utilizarlo en cualquier ubicación.
Todo ello conduce a que cualquier información, verdadera o falsa pueda ser difundida por una persona y tener un alcance casi inmediato a miles de personas. Esto puede ser entendido como un gran avance en el sentido de que facilita la libre expresión de pensamientos, ideas, etc, que antes de la llegada de las TICs, era prácticamente imposible. No obstante, es esa virtud puede convertirse por el mismo motivo en su principal punto débil si se utiliza para fines delincuentes, ilícitos o, simplemente para hacer daño a alguien.

Hay que tener claro que:

Las tecnologías no son por sí mismas buenas o malas, es el uso que los humanos hacemos de ellas las que las convierten en un instrumento de crecimiento o de conflicto.

Uno de los grandes ámbitos de aplicación de estas tecnologías ha sido y es en el terreno psicopedagógico. Gracias a programas informáticos educativos y dispositivos como los móviles o las tablets, se ha conseguido un medio altamente motivador y agradable para trabajar con los más pequeños. Con estas tecnologías se pueden realizan intervenciones de estimulación cognitiva y podemos ayudar a niños que presentan ciertas dificultades en el aprendizaje o discapacidad en alguna área. No obstante, no debe confundirse lo que es un uso regulado con unos fines concretos con un uso inadecuado de los mismos como pueda ser un excesivo tiempo o acceso a contenidos no adecuados por edad si hablamos de acceso a internet.

Atención:

El excesivo uso de dispositivos con pantallas (ordenadores, tablets, móviles, etc.) en niños, según los primeros estudios efectuados, pueden producir entre otros, déficit de atención, problemas de sueño, hiperactividad, agresividad, menor rendimiento académico y dificultades en el desarrollo del lenguaje y la adquisición de vocabulario.

3- Peligros: mal uso, abuso, adicción.

Hablamos de mal uso cuando las TICs se utilizan como medios para insultar, amenazar o acosar a otras personas. También para finalidades delictivas como pueden ser estafas, engaños o suplantación de la identidad. Por último, el mal uso puede venir determinado por el acceso a contenidos violentos o de temáticas no acordes con la edad del niño.

Uno de los temas que más preocupan actualmente son los que denominamos Ciberbullyng y Grooming.

CIBERBULLING: Es el acoso entre menores en la Red y incluye actuaciones de chantaje, vejaciones y/o insultos de niños o jóvenes hacia otros de su misma edad.
GROOMING: Es el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza de un menor a través de internet, con la finalidad inicialmente oculta, de obtener concesiones de índole sexual, como imágenes a través de la cámara web, whatsapp u otros.

Hablamos de abuso de las TICs cuando se produce un progresivo aumento de los tiempos dedicados a las pantallas en sus diferentes modalidades (tablets, móviles, ordenadores, etc.) que pueden llegar a generar cierta dependencia (malestar cuando no pueden hacer uso de ellas durante un determinado tiempo que cada vez puede ser menor). En los casos más extremos puede llegarse a producir una verdadera adicción a estas tecnologías.

ADICCIÓN
Aunque hoy en día no disponemos todavía de un diagnóstico de adicción específico de las TICs en los diferentes manuales psicológicos (DSM-V, CIE) sabemos de sus similitudes con las adicciones a otras actividades y/o substancias. La adicción supone una alteración importante en la vida diaria del niño que la sufre y de su familia con las consecuentes repercusiones en el ámbito escolar y social.

¿Cuál es el principal síntoma?
Sin duda la luz roja se enciende totalmente cuando la persona que utiliza alguna de estas tecnologías llega a un punto donde su vida gira totalmente alrededor del uso continuo de ella, dejándole de interesar otras actividades y intereses sociales (ocio, deporte, salidas amigos, estudios,etc.) con las que hasta entonces disfrutaba.

Consecuencias de la adicción:

-Cambios radicales en el estilo de vida.
-Problemas de relación familiar.
-Desinterés por otras cosas que no sean las pantallas.
-Distorsiones cognitivas: Pierden contacto con la realidad.
-Desestructuración de la personalidad
-No ven o valoran las consecuencias de su adicción.
-Amenazas graves a los padres o personas que se interponen.
-Autolesiones.
-Pérdida absoluta del interés por relacionarse de forma presencial.
-Retraimiento y paranoias.

4- Primeros síntomas de alerta.

  • Deja de hacer cosas que antes le gustaban.
  • Cambia horarios de sueño o comida.
  • Cambia el comportamiento y / o carácter. Más agresivo, más irritable.
  • Discute por todo.
  • Empieza a mentir y a justificar el tiempo excesivo dedicado.
  • En los casos más extremos: hurtos de dinero para saldo u otros.
  • Bajada en el rendimiento escolar.
  • Se muestra huraño, encerrado en sí mismo. No quiere hablar.

5- Prevenir mejor que curar

  • No sirve prohibir, es necesario regular su uso. Establezca de manera consensuada junto a sus hijos el tiempo que necesitan para estar conectados a Internet, incluyendo el tiempo de estudio y el de ocio de acorde a su edad.
  • Procure que un adulto esté en casa durante el período de conexión a fin de poder supervisar los contenidos en función edad.
  • Asegúrese de que entienden que ciertos comportamientos aún bajo la "protección" del anonimato son delitos y que pueden tener problemas con ello.
  • Debemos insistirles en que no respondan mensajes de desconocidos o de conocidos que puedan resultar ofensivos o violentos.
  • Los padres deberían conocer las nuevas tecnologías y compartir tiempo con sus hijos con esta actividad. El problema actualmente está en que los padres no conocen los nuevos medios y a menudo son manipulados o engañados por los hijos que sí la conocen.
  • Regular los tiempos de utilización de las tecnologías. Acondicionar tiempo de estudio u otras actividades a tiempo para jugar en el ordenador.
  • Utilizar filtros de control o establecer horarios de posible conexión.
  • Ser capaces de propiciar otras actividades lúdicas (fútbol, salidas con amigos).
  • Ser unos modelos como padres estables y coherentes con lo que le pedimos.

Temas recomendados:

El ciclo evolutivo. Estimulación cognitiva (los 6 primeros meses). Los celos infantiles. A mi hijo le cuesta leer.

Otros temas:

Los celos infantiles. Los niños tímidos. Los miedos infantiles. El insomnio infantil.

La información ofrecida en esta web tiene carácter general y en ningún caso puede sustituir las orientaciones que su médico o profesional de la salud le haya dado.

Patrocinadores:

00012707